Reflexiones senoixelfeR

El espejo que refleja nuestro interior

Selfi, culto a lo trivial

selfieTenía algún tiempo con deseo de escribir sobre el fenómeno selfi, particularmente porque observo que es un estado exacerbado por diferentes medios, al punto de que ahora se ha convertido para algunos en un culto a su imagen, a lo más obvio, una apología a lo más superficial del ser humano: su apariencia. Incluso la tecnología ofrece de manera inmediata, mecanismos de “corrección” de supuestas imperfecciones, y así el adepto puede modificar al instante en la imagen que ha capturado de sí mismo, el color de la piel, el tamaño de los ojos, etc.

El término proviene de la palabra inglesa Selfie, que significa autorretrato, palabra que nos lleva a recodar que los autorretratos no son nuevos, existen desde tiempos remotos. Hay evidencias de los mismos en épocas tan remotas como la llamada Edad Antigua en Egipto, hace más de mil trescientos años a.C. Tampoco, se circunscriben únicamente a imágenes, sino también a otras manifestaciones artísticas como la escultura y la literatura.

Ahora bien, una cosa es un autorretrato y otra invertir gran cantidad de tiempo y recursos en los mismos. Es allí donde quiero señalar, no con un dedo que juzga, sino más bien para hacer un llamado a la reflexión en el que por su puesto me incluyo, para que nos hagamos conscientes de lo que estamos haciendo con la tecnología disponible. ¿La estamos usando como un instrumento de evolución? ¿Le damos un uso racional, adecuado y equilibrado? ¿Cuál es el propósito detrás de lo que hacemos con esta tecnología?

Considero que cada avance tecnológico lleva la semilla de un bien mayor, siempre y cuando sea utilizado con consciencia. En el caso de las redes sociales y los medios de captura de imágenes, tenemos a disposición una gran cantidad de recursos, cada vez más fáciles de usar, con un mayor desempeño, pero ¿Con qué consciencia? Pereciera que la consciencia sobre el aprovechamiento de estas tecnologías no lleva el mismo ritmo de desarrollo. Creo que es vital que nos preguntemos ¿Para qué hago lo que hago?

En un post anterior, escribí sobre la importancia de elegir a lo que le damos “me gusta” en Internet, y ese post se relaciona estrechamente con esta materia (haz clic aquí para leerlo). ¿Qué contenidos estamos subiendo a la red? ¿Para qué publicar tantas imágenes nuestras? ¿Cuál es la finalidad?

Tal vez alguno pudiera pensar que esto no tiene repercusiones sobre la sociedad, que cada quien es libre de hacer lo que quiera, lo que le venga en gana, pero resulta que no es así, lo que cada uno de nosotros hace, importa, nos importa a todos, somos una red más que humana, somos un todo con Todo, estamos conectados unos a otros como humanos, con la naturaleza, con el planeta. Si actuamos sin consciencia, sin propósito, eso nos afecta a todos.

El selfi en sí mismo no implica peligro alguno, lo importante del asunto está en el patrón que lo subyace, en lo que hay detrás de ese comportamiento compulsivo, en lo que lleva a un individuo a tomar fotos de sí mismo a cada instante para mostrarle al mundo una imagen, por lo general pobre y distorsionada, de quien realmente es. Pareciera además, que hay un interés en que este tipo de comportamiento se arraigue en nosotros, más allá de quienes en las primeras de cambio pueden estar interesados porque sacan beneficio económico de ese comportamiento, sino de otros también, que parecieran beneficiarse de la trivialización de nuestro comportamiento. ¿Acaso somos como lucimos? ¿Quiénes ganan con este comportamiento? ¿Perdemos algo?

Respondiendo a la última pregunta, me atrevo a decir que al comportarnos así, perdemos nuestra esencia y le decimos a otros, de manera implícita, en especial a las generaciones que vienen, que lo importante no es como somos, sino cómo lucimos. Insisto en que no condeno el selfi, sino la exacerbada importancia que se le ha dado. Es hora de que nos pongamos a pensar si la vida es eso, lo que vemos, lo que podemos apreciar con los sentidos, con los instrumentos, o si en cambio, hay un algo más, un maravilloso Universo de cosas que no percibimos con los “ojos físicos”, sino con los ojos del corazón. Si la vida es mucho más rica, si somos más que la apariencia temporal, entonces, nuestra atención debería también dirigirse en su justa medida hacia esas áreas.

Creo que es momento de hacer un alto, reflexionar al respecto y hacer consciencia de cómo y para qué hacemos lo que hacemos, de cómo y para qué hacemos uso de las herramientas a nuestro alcance, y creo que ser mejores, servir a otros, ayudar a que este mundo sea cada vez mejor, debe formar parte de la respuesta.

Lornis Hervilla © 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 27 de enero de 2017 por en consciencia, creencia, filosofía, medios, PNL, trampa.
Follow Reflexiones senoixelfeR on WordPress.com

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 6.748 seguidores

Entradas recientes

<head> <meta name="publisuites-verify-code"; content="aHR0cHM6Ly9yZWZsZXhpb25lc3Nlbm9peGVsZmVyLndvcmRwcmVzcy5jb20="> </head>

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.748 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: