Reflexiones senoixelfeR

El espejo que refleja nuestro interior

Sembrar pensamientos

Los pensamientos tienen vida, y si le parece difícil de creer, investigue cual es la condición biológica para que algo se considere un ser vivo: que nazca, que crezca, que sea capaz de reproducirse, y que muera. Los pensamientos cumplen este ciclo, por lo que pudieran considerarse vivos, ¿o no?

Dejando esta cuestión atrás, hay una característica que me ha parecido fascinante de los pensamientos, y es su capacidad de germinar cuando son plantados de la manera correcta. ¿Qué dónde germinan? Pues, en nuestras mentes. Sí, germinan como una planta y cumplen el ciclo de desarrollarse y reproducirse que había comentado al inicio. ¿Cómo cree que se han iniciado las más grandes revoluciones de las que ha sido testigo la historia? El hombre a sabido esto desde tiempos antiguos y por esa razón algunos interesados en mantener cierto status quo, privilegios, poder, dinero, entre otras cosas, se han valido de medidas violentas para silenciar o “matar” algunas ideas.

Por ejemplo, el hombre se ha valido de la quema de libros, la inquisición ni hablar, ella sola ha empleado métodos terribles como la tortutura, jucios que conducían casi de manera directa a la hoguera, ahorcamientos, etc. También se empleó y aun se hace, la llamada contra inteligencia, que no es más que introducir o mezclar mentiras con la verdadera información para desvirtuarla. También se ha usado y se sigue empleando el desprestigio de la fuente, avergonzarlo y hacerlo parecer un lunático o presentarlo ante la opinión pública como alguien en el que no se debe confiar, en fin, hay muchos métodos y ejemplos que se podrían citar, pero sigamos.

Por otro lado, al igual que hay quienes desean extinguir o matar ciertos pensamientos, hay quienes se encargan de plantarlos. Entre estos interesados encontramos rebeldes, revolucionarios, desadaptados, organizaciones secretas y no secretas, seductores, amantes, gobiernos, empresas, corporaciones, etc. La lista es larga. Entonces podemos decir que los pensamientos suelen verse entre dos fuerzas, las que los desean difundir y las que desean que mueran.

¿Pero, cómo es que se siembra un pensamiento y para qué sirve?

Hablaré primero de para qué sirve. Imagine por ejemplo, que usted desea realizar un cambio en el edificio donde vive, pero que ese cambio debe pasa por la aprobación de la junta, bueno, una manera de lograr que ocurra lo que usted desea, es ir vecino por vecino y explicarle, no, mejor dicho, venderle o enamorarlo de su idea, o imagine que usted quiere ir de luna de miel a la Patagonia, y su pareja desea ir a Los Roques, entonces, usted comienza a mostrarle fotos, a contarle historias, a venderle la idea de lo bueno y agradable que sería ir a la Patagonia hasta que su pareja comience a entusiasmarse con la idea. Si alguien está inconforme con el gobierno local, regional o incluso de su país, pudiera irse a la calle y desde un movimiento político u otra palestra, comenzar a convencer a la gente de sus ideas. En conclusión, sembrar ideas sirve de alguna manera para alinear a otros con nuestra manera de pensar o para lograr su apoyo para que las cosas ocurran como nosotros deseamos. Esto puede hacerse de dos maneras: explícita o implícitamente. Cuando es explícito, se habla directamente de lo que se desea alcanzar. Cuando es implícito, no se aborda directamente, sino que se crean estímulos indirectos que conduzcan o generen los pensamientos que se quieren plantar. Hay quienes usan ambos métodos, por separados o combinados, porque no todas las personas responden de igual manera a dichos estímulos. Es decir, hay quienes ceden con facilidad ante lo explícito, otros a lo implícito y unos que ceden ante la combinación de ambos métodos. Eso sí, en la mayoría de los casos, sino en todos, cedemos.

¿Cómo funciona?

El cerebro es bastante complejo, tal vez lo más complejo que ha estudiado el hombre y su funcionamiento es aún más complejo, sin embargo, el hombre a hecho algunos descubrimientos o planteado hipótesis que tratan de explicar su funcionamiento y sacar provecho de él. Una de las características que el hombre a descubierto del cerebro, es que este nunca deja de trabajar. Además, se sabe que hay una parte de nuestra capacidad cerebral que funciona conscientemente, y otra que opera inconscientemente. Esta última resulta ser de una capacidad de procesamiento de información que es muchísimo más poderosa que la primera, aunque no debemos confundirnos y subestimar la utilidad a la parte consciente, ambas son muy importantes y se complementan. Se dice que conscientemente podemos atender una cantidad limitada de variables a la vez, dicen que varia de persona en persona, y se habla de la regla de cinco más o menos dos. Es decir, que algunas personas, en promedio y dependiendo de la actividad, edad, entre otros factores, podrán atender 3 actividades a la vez y otras un máximo de siete conscientemente. Por ejemplo, imagine que va manejando por un sitio que desconoce, entonces atiende la carretera, vela por no caer en algún hueco o perderse cierta entrada, atiende una llamada, le pide a la persona de al lado que atienda la llamada, escucha que en su canción favorita, pronuncian la frase que más le gusta, etc. El resto de lo que usted haga, como cambiar las velocidades del vehículo, mantenerlo en el curso, a velocidad prudente, mantener la postura, respirar, entre otras cosas, serán actividades inconscientes, usted no participa conscientemente en ellas para ejecutarlas. ¿Se estará preguntando, bueno pero y qué tiene que ver esto con sembrar pensamientos? Ya verá la conexión. Antes, déjeme decirle que hay otra característica del cerebro que participa en el proceso, y es que el cerebro tiende a completar lo que considera que falta. Si no, cmo cree ustd qe ntiend lo q stoy scribiendo. Incluso, el cerebro hace eso y más, sin que nosotros intervengamos conscientemente. East el csao que emjeflipcia lo que dgio, de las ltears dseroedanads. Por lo general, usted lo lee a pesar de los errores en las palabras. O el c450 de l4 5u5t1tuc102 de letr45 p0r numer05. El cerebro se encarga de completar lo que falta y le da sentido, es un hacedor de realidades. Algunas veces, para demostrarlos en los talleres, le pido a los participantes que me escriban en sus libretas figuras que dibujo en la pizarra. Luego, les digo que lean sus respuestas en voz alta. Todos dicen que había un triángulo, un cuadrado, un rectángulo y un círculo.

Imagen ejemplo de lo que se le mostró a los participantes del taller

Se sorprenden cuando les digo que en realidad eran sólo líneas quebradas y curvas, pues ninguna de las figuras estaba cerrada. Entonces, comprenden con facilidad lo que les digo. Qué hizo el cerebro, simplemente completó lo que consideró incompleto sin que ellos lo pidieran, fue automático e inconsciente.

Bueno, quienes siembran ideas, y sobre todo, quienes se han especializado en sembrar ideas o pensamientos, se valen de estas características del cerebro para lograr sus fines. ¿Esto le suena a conspiración? Si es así, deje esa idea al lado, simplemente es algo que ocurre y que debemos comprender y difundir para que se equilibre un poco la situación. Hay quienes dicen saberlo y sin embargo se exponen a situaciones donde decidídamente serán afectados, por ejemplo, las noticias. ¿Cuándo ha visto usted que en un noticiero celebren el nacimiento de un niño? En lugar de ello, hablan de las muertes que han ocurrido tanto en la localidad como en zonas muy lejanas. ¿Cree usted que mueran más personas de las que nacen? Claro que no, o el género humano estaría en extinción. Sin embargo, para los noticieros resulta que no es “interesante” el nacimiento de un niño m

ás si el choque de un tren o un terremoto. Acaso el florecimiento de las rosas es menos importante, para “ellos” no es noticia. Incluso algunos son tan atrevidos de decir frases como: “ahora le traemos las noticias más importantes del mundo” ¿Importantes para quién? ¿Quién los facultó para saber lo que realmente importa?. Si evalúa la naturaleza de las noticias, se dará cuenta que hay un desequilibrio en lo que señalan, la mayoría de lo que dicen trata de eventos que desaniman, que nos hacen pensar en un mundo en decadencia donde nada vale la pena, que todo está perdido. Lo que ocurre con la prensa no es muy distinto. Al mismo tiempo, se proponen en vendernos la idea de que para salir de la frustración, lo mejor es usar la tarjeta de crédito y hacernos de cosas que seguramente no necesitamos, pero que según los comerciales, nos harán muy felices. Tiene incluso el descaro de anunciar productos como moda, es decir, que nosotros deberíamos comprarlo porque otros lo están haciendo, dejando implícito que si no lo hacemos, no somos parte de la masa, del grupo de los que sí saben disfrutar y ser felices. Algunos, incluso dicen explícitamente, que si adquieres su producto, tus vecinos van a tenerte envidia o que atraerás muchas mujeres. Recientemente un hombre demandó en la India a una empresa de desodorantes, tras sentirse estafado al comprobar que lo que anunciaba el comercial no era cierto (reseña de la noticia).

Creemos que tenemos el control de nuestras vidas, pero hay un sin numero de respuestas que han sido condicionadas en nosotros a través de las creencias de nuestros padres, de la sociedad en que vivimos, del medio donde nos desenvolvemos, de la publicad, y sobre todo, por esta última. Cuando viajamos, pasamos por anuncios que creemos no ver, pero inconscientemente la información queda allí, nuestro incosnciente si lo capta. Pasamos un anuncio de licor, donde la botella está acompañada de una hermosa mujer, y seguimos sin darnos cuenta que la vimos, pero no es el caso de nuestro inconsciente que si capturó la imagen, y sin saberlo, asociamos la imagen de la mujer hermosa y lo que significa para nosotros, lo que despierta en nosotros, con el producto publicitado. Independientemente de nuestro sexo, producirá un efecto biológico y psicológico en nosotros. Al hombre por ejemplo, podría generarle una asociación entre deseo sexual, despertado por la mujer hermosa, y el producto. En la mujer, despertaría el deseo de ser como la mujer del anuncio (igual es un deseo) con el producto. ¿Se da cuenta? En ambos casos, se establece una relación entre la emoción, en este caso deseo, y el producto, y esta asociación va a nuestro inconsciente, incluso los colores, la música, la forma, todo es empleado para que hagamos asociaciones inconscientes en nuestro cerebro, y mientras más asociaciones hagamos mejor, porque esto refuerza su presencia en nuestras decisiones. Este fenómeno que ocurre en el cerebro, de asociar un estímulo que captamos con un uno de nuestros sentidos, por ejemplo la vista, y que relacionamos con un recuerdo capatado por otro sentido, por ejemplo el olfato o el oído, se denomina sinestesia. Por ejemplo, ocurre cuando percibimos el olor del café y el aroma nos trae un recuerdo visual de nuestra abuela colándolo, o un recuerdo auditivo de una frase que alguien nos dijera. Este fenómeno de la sinestesia es inconsciente y forma parte de la estrategia para sembrar ideas.

Al final, cuando vamos a tomar una decisión, creemos que lo hacemos sin estar influenciados, pero no, está demostrado que nuestras decisiones son inconscientes y emocionales, y si, aflorará, inconscientemente, la asociaciones aquellas que creemos no haber visto, escuchado, olido, probado, sentido, e influirá en la decisión que tomemos.

En lo doméstico también ocurre

En nuestra casa también estamos sometidos a ese tipo de influencia, a través de los modelos que inconscientemente hemos elegido para imitar. Puede ser que en ciertas situaciones, imitemos a nuestro padre, o a nuestra madre, a un hermano o incluso a un vecino o amigo de la casa. Estas imitaciones surgen espontáneamente y son ideas implícitas que se han colado en nosotros y que germinan en el campo de nuestra mente. También se filtran los refranes y dichos de familia, las creencias con respecto al carácter de la familia, a lo alegres o serios que son, a lo festivo de su espíritu, a las enfermedades que contraen. Luego la explicación que suele darse es la más sencilla: es genético. ¿Le ha pasado alguna vez, que comienza a escuchar una frase o palabra que usa un amigo, y de pronto usted comienza a usarla?

En el romance

Por ejemplo, cuando un seductor va en pos de conquistar a una dama, una de las cosas que evalúa son las oportunidades para influenciarla. Luego, comienza entonces a transmitirle pequeños, y esto es crucial, pequeños trozos de información que ella irá completando en su mente. ¿Por qué pequeños e incompletos? Porque está demostrado que para llegar al inconsciente se deben emplear pequeños paquetes de información en lugar de largos, e incompletos para que sea ella quien arme el rompecabezas, si el se lo diera completo, es probable que active su sistema de defensa porque sería explícto, por esta razón es más efectivo, que lo que se diga esté incompleto o cause una pequeña confusión, para que ell tenga que pensar, volver una y otra vez a completar la frase, la idea, a rumiar lo que le fue dicho, y de esta manera comienza a germinar en su campo mental la semilla plantada por el interesado seductor. En el caso de las mujeres que desean seducir a un hombre, funciona un poco distinto, pero igual pueden usar lo implícito para sus fines. Por ejemplo, sembrando ideas seductoras en el hombre pero sin llegar a ser explícitas, provocando situaciones intimas breves que parezcan accidentes, soltar comentarios que puedan ser interpretados de diversas maneras, lucir accesibles por momentos para luego cambiar y lucir inaccesibles, todo esto provocará que el hombre se confunda y se esfuerce por comprender lo que ocurre, o lo que es igual a que se de incio al proceso de evolución de la semilla plantada por la dama seductora.

En el trabajo

Algunas veces, la personalidad de nuestro jefe, es tal que se hace difícil plantearle un tema de manera abierta sin que se ponga a la defensiva o agresivo. En ese caso, una buena estrategia es plantarle la idea que tenemos de una manera implícita, es decir, vamos a crear un escenario en su mente donde él sea quien “elija” lo que nosotros queríamos que eligiera. Los mejores en el arte de influenciar saben que quien es influenciado no debe ni siquiera recordar quien le comento las ideas primigenias que lo llevaron a determinada conclusión, es como si fue a él quien se le ocurrió la brillante idea. Quien realmente quiere influenciar además sabe, que algunas veces las palabras son un obstáculo y que lo mejor es transmitir la idea en el lenguaje que maneja el inconsciente, es decir, con símbolos. ¿Cómo con símbolos? Pues las palabras son símbolos, pero también lo son las imágenes, las acciones, los olores, los sonidos. Si quien quiere influenciar se vale de otros símbolos además de las palabras, aumenta su efectividad considerablemente. Los símbolos son poderosas semillas, dependerá de usted sin embargo cuáles elegir y cómo combinarlos.

En la calle

Imagine que usted va en el metro y está lleno de gente, algunas señoras están paradas y hay “caballeros” sentados. Entonces, usted, sin importar si es hombre o mujer, llama a una de las señoras y le dice en voz alta, venga siéntese en mi puesto. Por lo general, esto hace que los hombres que escuchan y ven lo que usted hace se cuestionen, y algunos se animan a seguir su ejemplo. Usted no les dijo nada explícitamente, pero su ejemplo sí.

Una experiencia.

En lo personal me he valido de esta característica del comportamiento del cerebro, en varias oportunidades, todas por el bien de la humanidad, por supuesto, jajaja. Por ejemplo, durante un taller, me encontré con un grupo de personas que se conocían. Entre ellas había un muchacho que ejercía un liderazgo sobre otros cinco, haciéndolos reír y distrayéndolos constantemente, la situación se estaba saliendo de control y la verdad era que molestaban. Entonces, les comenté como por casualidad que en la mañana le había explicado a mi hijo lo importante de aprovechar los talentos, les dije que para explicarle a mi hijo lo que quería decirle, le pedí que imaginara dos tanques de agua. Uno de sólo mil litros y uno de diez mil litros. Eros, mi hijo, debía decidir cuál de los dos tenía más capacidad. Les dije que mi hijo casi sin pensarlo me respondió que el tanque de diez mil litros era el de más capacidad, y que yo le respondí, que así como el tanque es la inteligencia, pura capacidad. Ahora, le pedí a ellos como lo hice con Eros, que imaginaran ambos tanques a la mitad, el de mil litros con agua potable, el de diez mil litros con agua contaminada, y le pedí que eligieran uno de ellos. Ellos, al igual que Eros, eligieron rápidamente el del agua potable. Yo les expliqué que el agua representa lo que aprendemos y cómo lo empleamos, el agua representa como llenamos el cerebro y cómo usamos esa inteligencia. A todas estas, ya tenía la atención del grupo. Entonces, conecté lo que decía con lo siguiente: “Así es la inteligencia, pura capacidad, si se usa para el mal, nos hacemos villanos, si la usamos para el bien, nos hacemos buenos líderes o incluso héroes. Cada quién elige lo que desea hacer con esa capacidad, tal vez no pueda hacer que sea más infinitamente grande, pero de seguro si puede asegurarse de que lo que tenga adentro sea valioso como el agua potable. Si es liderazgo, podemos aprovecharlo para conducir a quienes nos siguen por el camino del bien o por un abismo, hacer que por ejemplo, aprendan más de ellos mismos y se conviertan en líderes de sus propias vidas, o ser mediocres y hacer que se pierdan”. A partir de ese momento, el muchacho dejó de hacerse el payaso.

Lornis Hervilla © 2012

Anuncios

3 comentarios el “Sembrar pensamientos

  1. Merli
    13 de julio de 2012

    Entonces somos el resultado de información que consciente e inconscientemente perciben nuestros sentidos. Pero a la vez creo que el despertar de la conciencia nos permite en la mayoría de los casos pasar por encima de esa formación y llegar a superar paradigmas y creencias de nuestra vida. Tal vez lo implícito puede llegar a ser explicito y con una conciencia despierta y podamos tomar nuestras propias decisiones y crearnos también a partir de la selección propia del sistema de creencias un mundo sin manipulación. De gente autentica con sus esquemas y creencias propias.

    Me gusta

  2. Isabel Martinez
    24 de julio de 2012

    Excelentre reflexion, no solo como reflexion y todo lo que esta representa, sino, el profundo mensaje que nos deja.

    Me gusta

    • lhervi
      24 de julio de 2012

      Hola Isabel, que bueno tu visita y gracias por compartir tu comentario, por favor no dejes de hacerlo, y si tienes preguntas o sugerencias, también son bienvenidas. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11 de julio de 2012 por en discernimiento, palabras, PNL, Sin categoría y etiquetada con , , , , , , , .
Follow Reflexiones senoixelfeR on WordPress.com

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 6.748 seguidores

Entradas recientes

<head> <meta name="publisuites-verify-code"; content="aHR0cHM6Ly9yZWZsZXhpb25lc3Nlbm9peGVsZmVyLndvcmRwcmVzcy5jb20="> </head>

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.748 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: