Reflexiones senoixelfeR

El espejo que refleja nuestro interior

¿Amor o necesidad?

corazones de dinero 300Estoy sentado en la computadora, escribiendo una de las reflexiones, y una amiga me escribe diciéndome que quiere hablar conmigo pero no como amigo, sino como terapeuta. Me pregunto si será posible poder cambiar de rol así por así, como si de apretar un interruptor se tratara, realmente no se si se pueda, y su propuesta hace que mi mente vuele y me imagino colocándome un cuello clerical e introduciéndome en un confesionario.

Más que conversar, es un monólogo, lo que me lleva a recordar lo dicho por Eckhart Tolle en la entrevista con Oprah Winfrey, donde él habla de lo positivo y terapéutico que resulta estar presente y en silencio con alguien. El afirma que la sola presencia en estado consciente, el sólo hecho de estar allí presente y sin juicio, crea un espacio especial a modo de bálsamo y sirve para ayudar a personas que están afligidas. Decido actuar así entonces, me quedo callado oyéndola, enfocando la atención en mi respiración y en lo que escucho, una que otra vez me pasan respuestas y preguntas por la mente, pero decido dejar que se disuelvan y mantengo el silencio. Ella habla y habla sin cesar, explica y justifica sus acciones, sus pensamientos y sus sentimientos; pasa el tiempo y sigue hablando. Cuando parece ya haberse desahogado suficiente me pide que intervenga, pero casi en seguida y con cierta brusquedad, interrumpirme para decirme que ya ha tomado una decisión: separarse.

Me quedo en silencio, porque la verdad me entristece cuando una familia se ve perturbada por una separación. En un movimiento rápido, le pregunto si ama a su pareja y me dice que no, que hace tiempo que ya no lo ama. “No lo amo, no lo quiero, no lo deseo, nada, no queda nada”. Me responde, casi molesta. “¿Cómo ocurrió que dejaras de quererlo?”, le pregunto. “Ya no siento admiración por él y además, todo debo resolverlo yo sola” me responde. Un escalofrío recorre mi cuerpo en un instante, y me quedo nuevamente en silencio.

Después de un buen rato, tal vez dos horas y mucho después de haber terminado de “hablar” con ella, pienso nuevamente en su explicación última. Me llama poderosamente la atención su respuesta, porque no es la primera vez que escucho un argumento como ese. En otras oportunidades, he escuchado a otras mujeres diciendo cosas similares, “si el hombre no aporta (económicamente), entonces ¿qué sentido tiene que vivamos juntos?”. O también, “si no me da dinero, entonces para qué seguir con él”. Cuando he estado participando en la conversación, suelo argumentar. Pregunto cosas como: “¿Consideras que una pareja se junta porque se necesita o porque se ama?

Necesidad

En el pasado se arreglaban matrimonios. Las familias consideraban las oportunidades y ventajas que podían obtener si juntaban a sus hijos en matrimonio y cerraban los tratos. Hoy día, estos matrimonios arreglados parecen cosa del pasado, se supone que ya no ocurre en nuestra sociedad, o por lo menos no tan frecuente. Pero cuando escucho opiniones como las de mi amiga, me pregunto si será una deformación de las costumbres pasadas. ¿Acaso la libertad ganada radica en elegir uno mismo quien es la pareja que más conviene a nuestros intereses? ¿Cuál satisface mejor nuestras necesidades? Es decir, la pareja vista como un suplidor de servicios.

Ciertamente, cuando decidimos juntarnos con alguien consideramos aspectos prácticos de complementaridad, pero de allí a que sea nuestro criterio para determinar si “sirve” o no, me parece que es desequilibrado, diría que es una versión utilitarista de la relación, sería como decir: “te amaré hasta que me seas útil”.

Quién es el que aporta.

En concordancia con lo anterior, he escuchado a hombres quejarse porque sus mujeres pretenden que las ayuden con las tareas de la casa o con los niños, incluso se crean enemistades y hasta separaciones por este tema.

Un conocido me decía, “es que en mi casa, mi mamá se encargaba de todo y ni siquiera tenía lavadora, ni habían pañales desechables”. Tal vez es cierto, pero ¿Creerá este señor que esa mujer no hubiera preferido que su esposo fuese más considerado? En este caso, creo que la ayuda debería ser espontánea, porque el amor, la consideración, el respeto y la justicia intervienen e inspiran a la pareja a colaborar. En lugar de ser una obligación, sería más bien un acto de afecto y consideración. ¿No es capaz el otro de solidarizarse con su pareja para brindarle apoyo? Algunas mujeres esperan que sea el hombre quien asuma la mayor carga económica de la casa, y aplican una política muy perniciosa e injusta de “lo tuyo es mío, y lo mío es mío”. Claro está que no es una regla generalizada, pero lo he observado. Quienes lo viven se resienten de esta situación y con el tiempo la relación se deteriora.

También está el caso, independientemente del sexo de las parejas, que quien gana más se supone debe encargarse de todos los gastos, lo cual también es injusto y desproporcionado. Las parejas son de dos que se hacen uno, y el amor que sienten debería ser suficiente impulso para apoyarse el uno al otro equilibradamente. Lo sano es que la relación sea del tipo, ganar-ganar, una relación de colaboración espontánea, simbiótica, no parasitaria. También está el caso de algunos hombres que esperan que sus esposas, las que son amas de casa, se encarguen de todo, ya que ellos son quienes “trabajan”, como si el trabajo de la casa no fuera trabajo y ellas no merecieran descanso o no se aburrieran del mismo. Creo que si una relación, cualquiera sea, se basa en la satisfacción de necesidades, en el momento que desaparece la necesidad, o en el instante en que la pareja deja de satisfacer esa necesidad, o cuando se encuentre a un mejor “prestador de servicio”, se acaba la relación. Una relación sana en cambio, se trata de dos personas que se juntan porque así lo desean hacer, no porque necesitan hacerlo. Esto no quiere decir que no puedan complementarse, al contrario, es muy útil que lo hagan y aprendan a  ayudarse mutuamente, pero el satisfacer esta necesidad no debe ser lo que los mueva, porque no funcionará en el largo plazo. A menos que ambos estén conscientes de este detalle y decidan seguir adelante.

Si aun no está en una relación, asegúrese de que lo que lo una a las personas sea el amor y no la necesidad. Si es necesidad, tal vez esté a tiempo de aprender a amar. Por otro lado, si ya está en una relación, verifique que no sea por necesidad, de ser así no se preocupe, ocúpese de conocer a la persona, en el proceso es muy probable que comience a estimarla, a valorarla, a amigarse con ella y finalmente a amarla. Es un proceso que puede salvar su relación y que además disfrutará enormemente. Recuerde, nunca será igual “amar” que “querer”; y mucho menos “necesitar”.

Lornis Hervilla © 2012

Anuncios

8 comentarios el “¿Amor o necesidad?

  1. MARTHA LOPEZ
    10 de abril de 2014

    EL AMOR ES LO MAS BELLO Q DIOS NOS A DEJADO ,SI AMAMOS NUESTRA VIDA VA A SER MAS LINDA.

    Me gusta

    • crisalida lizardo de leteo
      13 de abril de 2014

      Muy cierto el amor es el balsamo de nuestra existencia fuimos hecho con amor ,y por amor dariamos la vida el amor no es jactancioso no se rodea deegoismo noconoce de celos ,solo del bienperdona todo lo que debe ser perdonado porque en el espiritu no hay nada que perdonar
      ,

      Me gusta

    • Rosa A Duarte
      15 de abril de 2014

      EL AMOR ES LA ÚNICA RAZÓN DE SER DE TODO SER VIVIENTE SOBRE LA FAS DE LA TIERRA QUIEN NO AMA ESTA MUERTO EN VIDA…………

      Me gusta

  2. iris bell palacios
    13 de abril de 2014

    amor es una palabra muy grande q muchos decimos y pocos sentimos.

    Me gusta

  3. olga gonzalez
    14 de abril de 2014

    AMAR ES ALGO SOBRENATURAL

    Me gusta

  4. Aura Rincon
    14 de abril de 2014

    muy interesante,,

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 31 de julio de 2012 por en Amor, Apego, consciencia, enamorarse, Pareja, querer, Relaciones y etiquetada con , , , , , , .
Follow Reflexiones senoixelfeR on WordPress.com

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 6.748 seguidores

Entradas recientes

<head> <meta name="publisuites-verify-code"; content="aHR0cHM6Ly9yZWZsZXhpb25lc3Nlbm9peGVsZmVyLndvcmRwcmVzcy5jb20="> </head>

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.748 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: