Reflexiones senoixelfeR

El espejo que refleja nuestro interior

Todo se trata de mí

En la consulta, cuando hablo con amigos, e incluso en mis propios pensamientos me he sorprendido buscando responsables por lo que me ocurre en determinado momento. Sin embaro, cuando recupero la calma, cuando me hago más consciente, vuelvo a caer en cuenta que en realidad se trata de mí. Lo que me rodea, el mundo que percibo, depende de mí, de mis creencias, de mis percepciones, de mis herramientas, de mis limitaciones, de mi creatividad, de mi inteligencia, de mis facultades, en fin, depende de mí. Donde algunos ven problemas, otros ven oportunidades, donde algunos ven padres que coartaron habilidades, otros ven la oportunidad de hacerse fuertes con el proceso de aprendizaje, donde algunos ven situaciones económicas difíciles, otros ven la posibilidad de desarrollar nuevos productos y servicios.

Cuando abandonamos la comodidad de la acusación, el confort de responsabilizar a algún otro o situación por lo que “nos ocurre”, no nos queda más remedio que ponernos a trabajar. ¿Qué pasaría si en lugar de culpar, aprovecháramos la oportunidad de ejercitar el perdón? ¿Qué pasaría si en lugar de buscar culpables, aprovecháramos el momento para aprender a no juzgar? Esta demostrado que buscando culpables no resolvemos ningún problema, incluso, si existiera un culpable, y si lo consiguiéramos, incluso en ese caso, no necesariamente resolveríamos la situación, y es que resolver implica hacer cambios y lo anterior no produce cambios, no produce aprendizaje, no nos lleva a evolucionar. En cambio, el perdón, el evitar juzgar, el seguir adelante sacando lo aprovechable de cada situación, el aprender de los intentos fallidos, eso sí que ayuda, es constructivo y nos conduce al aprendizaje y a la evolución. Ponerlo en práctica puede constarnos más a unos que a otros, ¿pero a caso no hemos sido capaces de aprender otras cosas? Es cuestión de práctica. Pongamos manos a la obra y aprovechemos los eventos cotidianos para poner en práctica el volver la mirada hacia nosotros. Cada vez que percibamos alguna situación que nos incomode, que nos disguste, volvamos la mirada a nosotros y preguntémonos, ¿qué cambios puedo hacer para que esto sea distinto? ¿Cómo debo accionar para convertir esto en una oportunidad, en algo aprovechable y constructivo?

Me encanta una frase que utilizan algunos autores: “no creas lo que digo, ponlo en práctica y compruébalo”. No crean lo que escribo, pónganlo a prueba y se sorprenderán de cómo cambian las situaciones cuando cambiamos de perspectiva. Quienes lo pongan en práctica, descubrirán que muchas situaciones que habían catalogado como problemas, en realidad son bendiciones, oportunidades, o mensajes de la vida, del universo, para que nos activemos, para que nos pongamos en movimiento, para que nos alineemos con él, porque el universo es movimiento, fluir, interacción, y cuando nos quedamos rezagados, comenzamos a desentonar, nos asemos disonantes.

Dejemos de quejarnos, de buscar culpables, de responsabilizar a otros por como nos sentimos o por como percibimos la vida y asumamos. Dejemos atrás las excusas de os padres que no fueron suficientemente comprensivos o amorosos, o el cuento de la infancia sufrida o de la adolescencia incomprendida, dejemos atrás la historia del mal jefe o de la mala suerte, dejemos atrás todo resentimiento y digamos: “Esta bien, esta situación la estuve percibiendo de esta manera pero no me era útil por eso, y a partir de ahora dejo atrás todo resentimiento y asumo las riendas de mi vida, asumo que esto depende de mí y se que puedo hacer un cambio en mi manera de pensar, de sentir, de actuar, que va a producir un cambio para bien, que va a resonar en esta situación. A partir de este momento, deseo que mi ser creativo, deseo que mi yo inteligente y capaz se active para que me lleguen ideas que me permitan accionar”. Independientemente de si creemos en Dios o no, esto es poderoso. Para quienes creen en un ser divino, esto es hacer uso de nuestro libre albedrío. Para quienes no creen en Dios, esto es comunicarnos con nuestra mente inconsciente para que active mecanismos que son muy efectivos y poderosos. Y cuando lo hagamos, asegurémonos de estar en un estado emocional potenciador, es decir, estar relajados, en paz, tranquilos, si es posible alegres y llenos de agradecimiento, porque los estados emocionales limitantes, como la frustración, el miedo o la rabia, no permiten que seamos tan efectivos.

Y digamos de ahora en adelante: “todo se trata de mí…”.

Lornis Hervilla © 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 2 de julio de 2012 por en consciencia, discernimiento, Ser y etiquetada con , , , , , , , , .
Follow Reflexiones senoixelfeR on WordPress.com

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 6.763 seguidores

Entradas recientes

<head> <meta name="publisuites-verify-code"; content="aHR0cHM6Ly9yZWZsZXhpb25lc3Nlbm9peGVsZmVyLndvcmRwcmVzcy5jb20="> </head>

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.763 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: