Reflexiones senoixelfeR

El espejo que refleja nuestro interior

Vidas pasadas y las relaciones presentes

caracol_12_julio_2011Como es tradición ya en el blog de ReflexionessenoixelfeR, comienzo agradeciendo a quien con su pregunta me entusiasma a escribir un nuevo artículo. En este caso, doy las gracias a mi querido primo Gilberto. El tema de las vidas pasadas es por demás interesante por todas las implicaciones que tiene. En lo personal me interesó tanto el tema, que llegué a realizar varias regresiones con un experto en la materia, muchos años antes de que decidiera profundizar aún más en el tema al punto de incorporarlo como una herramienta importante en las terapias que conduzco. También preparé una charla titulada, “Tus vidas pasadas influyen en tu presente”, en la que expongo datos de algunas investigaciones que se han realizado en este campo, mis propias experiencias y hallazgos, y las opiniones que tengo respecto al tema. Publiqué las dos entrevistas de radio que me hiciera mi buena amiga Ylayaly Hernández en su programa “Entre ángeles”. Para quienes deseen escucharlas, estos son los enlaces: Entrevista01 y Entrevista02.

Ahora bien, Gilberto me comentó lo siguiente: “… El tema que me tiene curioso, pensativo, he leído sobre relaciones traumáticas o problemáticas que experimentamos con un familiar o una relación de pareja, y así mismo las he experimentado; la pregunta es: ¿Tienen estas relaciones algo que ver con nuestras vidas pasadas? ¿Cómo sabemos qué debemos aprender de ellas? ¿Cómo debemos manejar estas situaciones dependiendo si son familiares o de pareja?

Antes de responder a sus preguntas, creo conveniente establecer ciertos criterios que me permitirán explicarme mejor.

Qué son vidas pasadas

Suele considerarse como: “vidas pasadas”, a las experiencias de vidas anteriores a la encarnación actual. En el caso de Gilberto, serían sus experiencias en este plano físico, antes de haber nacido.

Qué es lo que reencarna

La tendencia del cerebro humano, es la de colocarle nombre a las cosas para comprender una realidad que en muchas ocasiones supera su capacidad de comprensión. De esta forma, nombrando, simplifica la realidad analógica fragmentándola en un modelo que le permite manejarla, pero que deja por fuera elementos que incluso pudieran ser muy importantes. Hago esta aclaratoria, porque estoy consciente de que el ser humano es un ser indefinible, infinito e insondable, pero para ser práctico, usaré un modelo para hablar del ser humano.

Se dice que el ser humano está compuesto por diferentes vehículos. Algunos por ejemplo, hablan de que tiene un espíritu, un alma y un cuerpo. Otros no hacen distinción entre alma y espíritu. Algunos dicen que el ser humano tiene una realidad física tangible y una realidad psicológica intangible, y en algunas culturas, predominantemente orientales, se habla de posee siete cuerpos; estos son:

  1. Físico
  2. Etérico o vital
  3. Mental
  4. Astral o emocional
  5. Causal
  6. Conciencia o alma
  7. Ser o espíritu

Estos cuerpos se relacionan con cada uno de los chakras principales. Los tres últimos cuerpos son permanentes y son más sutiles, los primeros cuatro son más densos y cambiantes. De estos cuerpos, sólo el físico es palpable, los otros seis no. Lo que reencarna junto con el alma, según el modelo de los siete cuerpos, es el cuerpo etérico. Cuando ocurre lo que se conoce popularmente como muerte en este plano de existencia, cesan las funciones del cuerpo físico, pero no la de los cuerpos más sutiles, al menos no todos, una parte de ellos continúa y prosigue el camino evolutivo de nuestra alma.

El propósito del proceso o ciclo encarnacional es que nuestra alma adquiera sabiduría a través de la experiencia vivencial. Durante este proceso, que puede durar cientos de encarnaciones, nos relacionamos con otras almas que al igual que nosotros persiguen lo mismo y es allí donde surgen las diferentes dinámicas que conocemos, esas vivencias que algunas veces son agradables y otras veces no, en algunas de ellas somos víctimas y en otras victimarios, o ayudamos y en otras somos ayudados, en fin, nos relacionamos de múltiples maneras.

Hay un momento en el camino evolutivo en el que alcanzamos un cierto nivel, uno en el que redescubrimos, sentimos y sabemos, que todas las almas son nuestras hermanas, incluyendo las de quienes nos adversan o procuran nuestro mal en este plano. Seguimos evolucionando y en algún punto del despertar de la conciencia redescubrimos que todos somos uno y nos hacemos aún más amorosos. El proceso encarnacional culmina cuando el alma supera el apego y nos hacemos compasivos.

Las preguntas y las respuestas

¿Tienen estas relaciones algo que ver con nuestras vidas pasadas?

Sería aventurado decir un rotundo sí, pero es bastante probable que así sea. La cuestión está en que independientemente de si lo sabemos o no, qué vamos a hacer con las relaciones que mantenemos en el presente ¿Las llevaremos en sana paz, o pondremos nuestro grano de arena para que en lugar de basarse en el respeto, en la consideración, en la justicia, en el amor, se basen en el conflicto estéril? La respuesta a esta pregunta es la más importante, porque nos hace responsables. Como dice un dicho popular: “para pelear, se requiere que ambos estén de acuerdo”.

¿Cómo sabemos qué debemos aprender de ellas?

En general, las relaciones y en especial, las relaciones de pareja, son un vehículo para aprender a conocernos. Es muy probable, que las relaciones en las que vivimos situaciones difíciles nos estén mostrando una parte de nosotros que nos negamos a ver, o simplemente no podemos ver en nosotros mismos. Un ejercicio muy útil ante cualquier situación difícil es asumir que nosotros elegimos esa situación. La pregunta a respondernos entonces es ¿Para qué la elegimos?

Algunas veces elegimos situaciones para probarnos, otras veces para castigarnos, algunas veces las elegimos para superar una limitación. Si dejamos de señalar a los demás, como responsables de lo que nos ocurre logramos un gran avance y ya la situación cambia. Preguntémonos entonces: ¿Qué quiero probar al elegir esta situación? ¿Qué gano al vivir este drama? ¿Cuál es el fin de producir esto que no me gusta? ¿Estaré repitiendo un patrón aprendido de mis padres? ¿Me estaré castigando? Hagámonos cien por ciento responsables de la situación y busquemos en nuestro interior las respuestas.

¿Cómo debemos manejar estas situaciones dependiendo si son familiares o de pareja?

Luego de hacernos las preguntas y asumir las riendas, es decir, la totalidad de la responsabilidad de la situación, procedamos a comprender el patrón que la subyace. ¿Qué es lo que pasa? ¿Qué lo activa? ¿Cómo se origina? ¿Cuándo pasa? ¿Con qué frecuencia? ¿Cómo me siento al respecto? ¿Por qué me siento así? ¿Qué pienso durante el evento? ¿Qué voy a cambiar en mí para que sea diferente? Al estilo del dicho aquel que dice: “el corazón conoce razones que la razón no conoce”, podríamos decir que: “el alma conoce razones que nuestra razón no conoce”.

Finalmente quiero decir (recordármelo), que de la misma forma que en los gimnasios, lo útil es la resistencia que nos ofrecen las pesas al querer moverlas, de la misma forma, en la vida es útil la resistencia que encontramos algunas veces, porque nos permite fortalecer ese músculo al que llamamos alma.

Lornis Hervilla © 2015

Anuncios

Un comentario el “Vidas pasadas y las relaciones presentes

  1. Gilberto Hervilla
    10 de mayo de 2015

    Gracias Primo; respondida mi pregunta, de verdad es un placer recibir luz cuando la necesitamos, felicidades y sigue adelante mucha gente necesita respuestas.
    hasta pronto.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 10 de mayo de 2015 por en Pareja, reencarnación, Relaciones y etiquetada con , , , , .
Follow Reflexiones senoixelfeR on WordPress.com

Enter your email address to follow this blog and receive notifications of new posts by email.

Únete a otros 6.763 seguidores

Entradas recientes

<head> <meta name="publisuites-verify-code"; content="aHR0cHM6Ly9yZWZsZXhpb25lc3Nlbm9peGVsZmVyLndvcmRwcmVzcy5jb20="> </head>

Categorías

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6.763 seguidores